Sukha Centro Estético: Cuando María encontró a Karicia, una década de cosmética natural consciente

14 junio 2021

Hinchemos globos, soplemos velas y desempolvemos nuestras mejores galas: Sukha Centro Estético y Karicia cumplimos 10 años de relación profesional. Una década de trabajo conjunto, en pro de ofrecer a sus clientes un concepto de belleza y salud, basado en la cosmética natural consciente y la presencialidad. Una efeméride que ha desencadenado la razón de ser de esta entrada en el blog: sentarnos a hablar con María, su propietaria, sobre cómo ha vivido esta década, qué retos ha superado, qué ha cambiado y cuáles son sus metas para el futuro. Y es que una década, lo sabemos todos, da para mucho. ¡Por 10 años más!

La relación de Sukha Centro Estético con Karicia es una intensa y longeva. María, burgalesa de nacimiento, madrileña de adopción y enamorada de Huesca de corazón; contaba con 15 años de profesión en el sector de la belleza, trabajando por cuenta ajena, cuando de repente quiso dar un cambio a su vida, tanto a nivel personal como profesional. Este giro de 180º la llevó a formarse profundamente en técnicas de belleza y bienestar manuales, además de ir a trabajar con estas nuevas prácticas hasta Huesca, en pleno Pirineo Aragonés. Y allí nació la magia. “Esos años fueron los mejores de mi vida a nivel profesional y personal, yo lo llamo mi Despertar. Allí comenzó mi aventura e inquietud por las terapias energéticas y naturales. Se despertó mi curiosidad hacia esos nuevos mundos empecé a experimentar los cambios en mi mente y en mi cuerpo”, explica María. Aquí es donde empieza su historia.

María, a la izquierda de la imagen, y su equipo brindan por estos 10 años con Karicia

¿Por qué la cosmética natural?

Tal y como nos cuenta María, su necesidad vital de dar un giro a su vida la llevó a formarse en técnicas manuales. Pero… ¿Qué la llevó a elegir una cosmética natural consciente, respetuosa y saludable? Como la mayoría de profesionales de la estética, María había desempeñado la mayor parte de su carrera profesional rodeada de cosmética tradicional. Pero el paso de la diferencia lo marcó los cambios que empezó a sentir en la salud y belleza de su piel al optar por una cosmética natural consciente, sana y respetuosa. “Me di cuenta de que mi piel respiraba, el aspecto del poro mejoraba notablemente, noté visiblemente la luz que desprendía. En definitiva, me di cuenta de que realmente ese cuidado de cosmética natural cubría las necesidades que tenía mi piel, tanto de hidratación, luminosidad, etc.”, explica María. 

Ahora es María la que traslada esa propia experiencia de salud y bienestar a sus clientes, a los que les explica las diferencias que pueden apreciar en su piel dejándose sentir por la cosmética natural de Karicia. “Las personas que empiezan a cuidarse con Karicia me comentan: “¡Siento que mi piel respira!”. Sienten la piel más hidratada. Sobre todo en las pieles más alteradas con rosácea ,eccemas, acnéicas y asfixiadas el cambio es rápido y muy espectacular. Aunque en las pieles apagadas, desvitalizadas y con manchas también… ¡Todas las pieles son receptivas a Karicia! Muchos de mis clientes me comentan que están deseando llegar a casa para realizar su ritual de cuidado con Karicia. ¡Es adictivo! Una vez que empiezas, ya no quieres cambiar”, argumenta María. 

El camino de la consciencia, la naturaleza y Karicia 

De las terapias manuales en el Pirineo al despertar de la consciencia. Del despertar de la consciencia al Ayurveda. Tras 3 años en Huesca, María empezó también a formarse ampliamente en esta disciplina y sus aplicaciones en el ámbito de la estética. Y del Ayurveda a Karicia. “Cuando terminé mi formación en Ayurveda me di cuenta que sería complicado realizar mis tratamientos, ya que mucho público, en ese momento, no estaba abierto a ese tipo de cuidado. Entonces busqué una cosmética que siguiera unos principios parecidos: naturales, saludables y efectivos. Y en esta búsqueda una compañera del Pirineo que vivía en Pamplona me dijo… ¡Tienes que probar Karicia! Y así hice…todavía recuerdo la presentación de los productos, que me cautivaron desde el primer momento. Mi piel se enamoró desde el principio, además creo que me llenó de energía para poder sobrellevar los inicios y complicaciones que conlleva abrir un negocio.  En una de primeras formaciones de aromaterapia con Karicia conocí a José Abizanda, fundador de Karicia. Me dejó fascinada su sabiduría, “el duende de Karicia”, lo bauticé yo (risas). Aquí comenzó mi gran viaje junto a Karicia”, explica una emocionada María.

Con Karicia como compañera de viaje, María se decidió a emprender la aventura de abrir su propio centro de estética en solitario; colocando así la primera piedra del actual Sukha Centro Estético, en el madrileño barrio de Chamberí. Aquí impartió un concepto de belleza basado en la salud, la naturaleza y la consciencia. Concepto en el que, además, la unión con Karicia parecía estar escrita en el Destino… “Recuerdo que en uno de los primeros dossiers que tuve de Karicia en un párrafo se explicaba que las palabras escritas con K significaban “felicidad” en sánscrito. Pues resulta que yo ya había elegido el nombre para mi centro, que se llamaría Sukha, que en sánscrito significa “felicidad”. Recuerdo como un click de conexión. ¿Es una casualidad? A mí me gusta decir que más bien fue causalidad. Sé que no puede ser un factor decisivo para escoger una firma cosmética…pero debo decir que sumó un punto para mi elección (risas)“, cuenta María. 

Una unión que cumple ya diez años y en la que Karicia no solo ofrece a Sukha Centro Estético un cuidado natural. Aporta también a sus clientes paz, tranquilidad y bienestar; que se transmiten a través de la energía sutil que vibra en cada producto Karicia. 

La Espagiria; el gran compromiso de Karicia con Sukha

Y es que Karicia no es solo productos comprometidos con el medio ambiente y la sostenibilidad. Karicia es cosmética natural consciente, que tiene en cuenta el momento presente, la energía y la salud. La diferencia está en la recolección de las plantas, en la formulación, en la elección de las materias primas y en procesos de fabricación; todos ellos basados en la ciencia de la Espagiria. Este proceso milenario de obtención de las plantas se basa en procesos de la Alquimia tradicional y consiste en obtener la máxima información y beneficio medicinal de la planta; siempre con el máximo respeto. Además, las formulaciones tienen en cuenta la alineación de los planetas y los ciclos lunares, para aportar a cada producto Karicia una energía vibracional y sutil única. Esa energía es la que resuena con la propia vibración de cada persona y la que permite ver resultados tan espectaculares a nivel cosmético, pero también de bienestar. Porque Karicia, con su energía sutil, trabaja un concepto holístico de cuidado cosmético que trabaja desde 3 niveles en el cuerpo humano: el físico, el mental y el emocional.  “Para mí es la Espagiria es la gran esencia de Karicia y su principal diferencia con el resto de marcas de cosmética natural profesional. La hace única. Este tipo de técnica no solo potencia los resultados a nivel físico, sino también se produce un cambio a nivel emocional”, nos cuenta María. 

El cuidado sutil de la piel 

Un tratamiento en Sukha Centro Estético

Es así como desde Sukha Centro Estético puede ofrecer tratamientos personalizados a cada uno de sus clientes: a través de un producto Karicia sutil y vibracional. A través de una cosmética natural que va más allá del compromiso con el medio ambiente y la sostenibilidad. Una cosmética natural consciente y presente.

Y, dentro de esta gama de productos, ¿Cuál es el favorito de María? Sin duda, la Pruina Limpiadora. “En Sukha Centro Estético damos gran importancia a la Pruinas Limpiadoras de Karicia, ya que no son únicamente un limpiador. La Pruina Limpiadora contiene ceramidas y mucílagos, por lo que con este primer paso ya estamos tratando la piel, respetando su propia protección natural y equilibrándola. Para mí, el paso prioritario en el cuidado de la piel se encuentra en la Pruina Limpiadora”, explica María. ¿Y el tratamiento de cabina Karicia recomendado por María? Magia de Luna, un ritual que toma como punto de partida el enfoque espagírico de la Luna; que es la Diosa del elemento Agua, de la linfa, de la piel, de la nutrición y de la regeneración. Un tratamiento detox para ayudar al organismo a eliminar las toxinas acumuladas y que pueden estar provocando diferentes desequilibrios. Según María, Magia de Luna es un tratamiento “desintoxicante por excelencia. Como primera toma de contacto con el cliente es la mejor experiencia que le podemos ofrecer. Cualquier tratamiento más específico, ya sea para pieles acneicas, secas, con manchas o maduras debe empezar con una desintoxicación a todos los niveles y Magia de Luna la realiza con grandes resultados”. 

Sin duda, los clientes de Sukha Centro Estético encontrarán un equipo apasionado con María en cabeza, que convertirá su cuidado de belleza en una experiencia holística; física, mental y emocional. Y lo que más nos emociona a los que conformamos el equipo Karicia es cumplir estos 10 años al lado de María. Y tener claro que vamos a por los siguientes 10 más. Porque la unión hace la fuerza. Y el amor y la pasión mueven montañas. Por eso hacemos nuestro el agradecimiento de María por esta década de la mano con Karicia:  “Me gustaría aprovechar la oportunidad para agradecer de todo corazón estos 10 años. Gracias por lo enseñado, por lo aprendido, por lo compartido, por el apoyo y cariño. Gracias a José, a Julio, a Nati, a Eva y a tod@s l@s compañer@s que forman la familia Karicia. Una gran comunidad de sabiduría y experiencia. Gracias, gracias, gracias”. Sin duda, María, el placer es nuestro.