BELLEZA CONSCIENTE QUE CUIDA TU
PIEL DESDE LA SALUD

En la composición de nuestros productos Karicia, mantenemos el saber, la armonía y el equilibrio de la madre naturaleza, el mundo mineral, los ciclos lunares y la alineación de los planetas para proporcionar una belleza consciente desde la salud y el bienestar de la piel.

Manos de una chica recogiendo margaritas

A LA VANGUARDIA DEL DESARROLLO
Y LA INVESTIGACIÓN

Manteniendo siempre el conocimiento ancestral de las propiedades de las plantas, en nuestro laboratorio se une la tradición con la investigación más puntera en desarrollo cosmético. Colaboramos con el Laboratorio de Química Sostenible de la Universidad de Zaragoza, en la investigación y desarrollo de activos cosméticos naturales con energía limpia y respetuosa.

Jose Abizanda utilizando un alambique en su laboratorio

SIEMPRE AL LADO DEL PROFESIONAL
DE LA BELLEZA

Trabajamos con nuestros productos de la mano de centros de belleza, spas y tiendas ecológicas para ofrecerte productos y tratamientos de belleza eficaces y honestos desde los profesionales más expertos en las necesidades individuales de cada piel. Porque cada piel es un cuidado Karicia único.

Mujer realizando un masaje en un centro estetico

COMPROMETIDOS CON LA
NATURALEZA Y LA SOCIEDAD

Desarrollamos proyectos de responsabilidad social con Valentia Huesca, con quien trabajamos la inserción laboral en el cultivo de plantas aromáticas. Colaboramos también en el proyecto transfronterizo Spagyria-Fres, que impulsa el cultivo de plantas aromáticas ecológicas para el desarrollo de productos cosméticos naturales y orgánicos.

Retrato de Jose Abizanda fundador de Karicia

EL COMPROMISO FAMILIAR
DE DOS GENERACIONES

Jose Abizanda, agricultor apasionado por la naturaleza, creó Karicia en el año 2003, en un acto intuitivo de ofrecer una cosmética a partir de las propiedades propias de las plantas. Una intuición heredada por sus hijos Julio y Antonio, quienes siguen el legado familiar al frente de la creación de nuevos productos Karicia.

Atardecer en los Monegros

COSMÉTICA HECHA CON
AMOR EN ARAGÓN

Todos los productos Karicia se originan en Huesca,  entre las montañas del Pirineo y el desierto de los Monegros. La pequeña localidad de Santalecina, de apenas 250 habitantes, es la sede de Karicia, desde donde apostamos por el desarrollo de empleo en zonas  rurales, reduciendo al máximo posible el uso de combustibles fósiles.

Hombre recogiendo romero salvaje con tijeras

NOS PREOCUPA EL MEDIO AMBIENTE
TANTO COMO A TI

La salud de las personas y del medio ambiente como razón de ser. Recolectamos plantas en el momento más adecuado y siempre con el máximo respeto; devolviendo a la tierra en forma de compost las partes de la planta que no usamos en la formulación. Además, trabajamos en la medida de lo posible con proveedores ecológicos y Km0.

Campo de lavanda