Natalia Alonso Centro Estético; el despertar de la cosmética saludable

13 mayo 2021

Situado en el centro de Elche (Alicante), el Centro Estético Natalia Alonso ofrece un cuidado de la piel basado en el amor. Su alma máter, la propia Natalia Alonso, vivió en carne propia el despertar de la curiosidad hacia una cosmética saludable. Y es precisamente esa premisa la que ofrece ahora a sus clientes: un cuidado de la piel donde la diferencia la marca la salud.

A priori, la historia de Natalia Alonso Centro Estético podría ser de lo más normal; Natalia empezó como trabajadora en un centro que posteriormente se traspasó y del cual acabó siendo propietaria en 2007. ¿Dónde está la diferencia?En la mente curiosa de Natalia. En el año 2000 cuando casi nadie hablaba de cosmética natural, de mindfulness, ni de vida saludable, ella ya se estaba formando en Aromaterapia. Todo con un claro objetivo: ofrecer a sus clientes un cuidado de la piel más allá del plano físico. En definitiva, un cuidado basado en la salud: “en esos años empezó a llamarme la atención la alimentación saludable. Me di cuenta de la importancia de cuidarse por dentro y por fuera de forma natural“, explica Natalia.

La alternativa natural 

Desde que Karicia se cruzó en el camino de Natalia en 2018, ofrece a sus clientes una alternativa a la belleza tradicional a través de una cosmética saludable y natural. “Realmente mi centro no lo tengo enfocado como ecológico, trabajo con otras casas que no lo son y Karicia pertenece a mi parte natural, que voy ofreciendo a las personas para que la conozcan, vean la diferencia y que, finalmente, sean ellas quien decidan”, afirma Natalia. 

Gracias a Karicia puede seguir formándose en cosmética natural, a su ritmo y sin prisas, con el objetivo de mimar al cliente con unas texturas delicadas y unos aromas procedentes de las plantas; mejorando su bienestar físico y emocional. “Karicia le aporta a mis clientes paz y bienestar. Pero sobre todo, también resultados. Ven cumplidos sus objetivos de mejora en la piel”, explica Natalia.  De esta manera, Natalia abre la puerta a todos los clientes que lo deseen hacia un despertar más saludable: el de la belleza tratada desde la salud de la piel. “A los clientes les encantan los rituales en cabina de Karicia, por cómo se sienten interiormente y por cómo sienten la piel”, afirma la propia Natalia. 

¿El tratamiento Karicia favorito de Natalia? Néctar de Hebe, uno de los rituales más lujosos de Karicia, que se basa en el ciclo Septenar, que corresponde a los días de la semana, y en el que se aborda su conexión con los planetas para determinar qué productos son los mas indicados para cada día de la semana. Además de los productos Karicia, este tratamiento incorpora un novedoso protocolo realizado con cromoterapia y distintos cristales, para revitalizar la piel, eliminar toxinas y reflorecer la luz propia de la esencia de cada persona.

Néctar de Hebe es solo un ejemplo del amor con el que Natalia mima a sus clientes. Y es que, para ella, es precisamente amor la palabra que mejor define a Karicia, sus productos y sus tratamientos.  “El alma y el amor de las plantas están impregnados en cada producto de Karicia. Esta marca es una gran familia y los productos están elaborados por grandes personas; eso se transmite en el resultado final; que son los productos. Karicia es una empresa generadora de amor y los productos están impregnados de él”, explica Natalia.

Lo que se deja de añadir en su explicación es que al amor de Karicia también se construye con la tenacidad, la curiosidad y el sentir de personas como ella. Centros estéticos que ofrecen a sus clientes más que cosmética: ofrecen actos de salud, de amor y de alegría. Y que logran que la cadena de amor que es Karicia sea cada vez más amplia.