¿Te animas a finalizar el verano trabajando en el bienestar de tu piel?

  1. Reduce el estrés. Las investigaciones sugieren que los cambios en la piel, a menudo se correlacionan con un aumento del estrés.

 
2. Mejora tus niveles de vitamina D. La vitamina D es crucial para el establecimiento de un sistema inmunológico saludable y para ayudar a conseguir una piel de apariencia saludable. Disfruta un poco el sol cuando vayas a la playa, ya que así activas la vitamina D, eso sí, procura no pasarte y usa protección solar adecuada.
3. Limpia e hidrata bien tu piel naturalmente, Karicia te invita a usar productos de tratamiento facial y corporal que mejoren la salud de tu piel. Evita productos que tengan ingredientes y químicos tóxicos para la piel, ya que pueden causar más problemas de los que resuelven.
 
4. El primer paso para mantener la piel cuidada y bonita es una buena limpieza. Aunque no te maquilles, limpia tu rostro por la mañana y por la noche para eliminar secreciones y restos de contaminación ambiental. Utiliza nuestras Pruinas limpiadoras y veras que cambio; sentirás casi de inmediato el bienestar de tu piel.
 
5. Durante el verano es probable que necesites un producto más nutritivo que tu hidratante habitual. Opta por una crema con textura enriquecida para evitar el desecamiento de la piel como por ejemplo la Crema hidratante calmante Artemisa.
6. Aplica la hidratante en tu rostro tantas veces como lo necesites a lo largo del día, y como mínimo en 2 ocasiones, por la mañana y por la noche.
 
7. Añade a tu rutina facial el uso de una crema para el contorno de los ojos, de este modo cuidarás la sequedad, las ojeras y la hinchazón de párpados. Aplícala con suaves toquecitos sobre el hueso malar, evitando el párpado móvil donde no es necesario y podría provocar irritación ocular. Nuestro Contorno de ojos Vid y Rosas te aporta todos estos beneficios.
 
8. Evita la exposición descontrolada al sol, una de las causas principales del envejecimiento cutáneo. Recurre a la aplicación de un Serum nutritivo como es el Serum regenerante Pasiflora para reparar el daño solar y conservar la capacidad de regeneración celular.
 
9. No te olvides de las leches corporales y sobre todo de los aceites vegetales que calman, regenerar, nutren e hidratan el cuerpo y porque no, el cabello. Leche Lavanda y Azahar
y Aceite Lavanda y Azahar son dos opciones ideales.
 
10. Acuérdate de usar los aceites vegetales y las cremas en las manos, las uñas y los pies. La acción del agua de mar, el calor y las sandalias, exponen estas zonas a deshidrataciones altas. Puedes mezclar aceites y cremas para facilitar la aplicación y mejorar resultados.
Compartir