Artemis Belleza y Bienestar: belleza para el alma

Jessica Azorin alma mater de Artemis Belleza y Bienestar

31 agosto 2021

Detrás de las paredes de Artemis Belleza y Bienestar capitanea Jessica Azorín, una mujer menuda, siempre sonriente y que destila alegría; la misma que transmite a sus clientes desde su centro en Elche (Alicante). Si por algo destaca el centro de estética de Jessica es por esa energía holística y vibracional que transmite ella misma a sus tratamientos. En Artemis Belleza y Bienestar priman las manos frente a la aparatología, lo natural frente a lo sintético y la energía de la cosmética vibracional frente a la tradicional. Artemis es belleza para el alma. ¿Entramos?

Después de varios años trabajando en centros de estética convencionales, Jessica Azorín sentía que no encontraba su sitio. No fue hasta que llegó el día que comprendió que su lugar estaba en el bando de tantas mujeres emprendedoras que, como ella, deciden lanzarse a la piscina y abrir su propio centro de belleza. Así nació, hace 7 años, Artemis Belleza y Bienestar, un centro de estética en el que la belleza se individualiza, se mima y se cuida por dentro para reflejarse por fuera. Nunca al revés.

Un espacio donde recuperar la luz propia

Jessica es una persona de sonrisa amplia, carácter alegre y ojos luminosos. Esa misma luz es que la destila su centro, Artemis Belleza y Bienestar; un lugar donde ante todo se concibe amor y mimo. Con sus manos, Jessica recupera con mimo y esmero la belleza de sus clientes, tratando cada piel con amor y de manera individual, iluminándola con su luz natural. Jessica trabaja cada tratamiento contécnica manual, más cerca de los antiguos decálogos de los alquimistas y los orfebres que no de la estética convencional. También de este modo ilumina cada rincón de su centro, restaurando mobiliario antiguo que, quizá en manos de otra persona, habría pasado a mejor vida. “Transformar me encanta, así que la mayor parte del mobiliario del centro lo fui rehabilitando, transformando y dando una vida nueva. Esa parte de dar vida y luz a algo que ya no brillaba tanto”, explica Jessica.

Belleza para el alma: la belleza vibracional 

Fue precisamente a través de esa idea de mimar al cliente y de encontrar la luz propia que brilla en el interior de cada uno, que Jessica empezó a interesarse por un tipo de cosmética más natural. En un principio, compartía en su centro 2 líneas de producto: una natural y otra de cosmética tradicional. Poco tiempo después de abrir el centro, Karicia llamó a la puerta de Jessica, pero ella todavía no se sentía preparada: según cuenta, no era todavía su momento. Un año después, fue ella quien buscó a Karicia; ya estaba lista: “Una de mis frases favoritas es; si vibras en mi misma frecuencia, un día nos encontraremos. Y así fue, un día Karicia y yo comenzamos a vibrar en la misma frecuencia y
formó parte de Artemis”, cuenta una risueña Jessica.

Con Karicia ya de la mano, Jessica expandió la parte más holística de Artemis Belleza y Bienestar, como cuenta la propia Jessica: “Un año después de abrir el centro apareció Karicia en mi camino: noté su vibración y me enamoró. Fui introduciendo poco a poco varios productos y probando cada línea para tener una opinión propia. Después de ello fui quitando el resto de líneas, sentía que con Karicia completaba al máximo mi salón. Los beneficios que tengo con Karicia y el Método Artemis Facial, que he creado para que mis clientes tengan los mejores resultados, hace que sea una sinergia perfecta. Y quien lo sigue, tiene unos resultados increíbles”.

Sostenibilidad sí, greenwashing no

Si bien Jessica buscaba un cuidado de formulación natural, no se conformó solo con lo que leía en los folletos de marketing. Y es que Karicia va más allá de solo una formulación 99% natural. En Karicia nuestros productos siguen un proceso de formulación según los ciclos lunares, la alineación de los planetas y las propiedades de cada planta (o sinergia). Así aportamos a cada producto una vibración única, que vibra con cada persona. Esta energía vibracional se completa con la propia energía de todos lo que formamos Karicia: personal de oficinas, comerciales, profesionales y clientes. Por eso Karicia es una belleza que se siente desde la conciencia, desde el aquí y el ahora, desde envolverte con aromas que conectan a nivel mental, físico y emocional para revelar una belleza saludable desde el interior.

Revelar una belleza para el alma, que la misma Jessica lo resume de la siguiente manera: “Cuando doy a conocer Karicia no solo hablo de los principios activos, sino de la energía con la que están hechos, de esa parte que no se ve pero se siente. Esas cosas con las que nuestros ancestros se guiaban a la hora de cultivar, de macerar, de crear. Siento que el universo Karicia mucho más allá que una cosmética natural: es una cosmética de belleza para el alma. A mi entender, cada patología de la piel que pueda aparecer de forma externa, debe trabajarse también de forma interna. Y Karicia ayuda a trabajar así.”

La sinergia perfecta: Artemis & Karicia 

Una sinergia perfecta, la de las manos de Jessica y el producto Karicia, que sus clientes sienten en su propia belleza y valoran; fidelizándose al salón y a sus rituales. “La sensación de los clientes después de un tratamiento con Karicia es mágica. Sentir las caricias de mis manos junto con el producto, que es puro amor hacia las plantas y hacia el ser, mimando y cuidando al cliente con aromas que tan sólo oler le aportan un montón de beneficios. Es una experiencia única en cada cliente y en cada tratamiento”, explica Jessica. Sin duda, los cuidados que Jessica ofrece en Artemis Belleza y Bienestar son mimos que van más allá de la belleza externa; son verdaderos cuidados de belleza para el alma.