3 tipos de piel grasa y sus cuidados Karicia

21 julio 2020

Aunque los problemas principales de las pieles grasas suelen ser el exceso de sebo, los brillos y los poros dilatados, no todos los rostros grasos son iguales. ¿Sabes que una piel grasa también puede estar deshidratada? ¿O que los comedones de grasa pueden aparecer por una mala excreción del exceso de sebo? ¿Cómo cuidar tu piel grasa para darle los cuidados que necesita?

Sigue leyendo y descubre de la mano de Massiel, fundadora del centro Massiel Estetica, colaborador de Karicia, los 3 tipos de piel grasa y que rutinas Karicia te ayudarán a mantenerla en perfecto estado.

3 Tipos de piel grasa

  1. Piel grasa normal

Este tipo de piel grasa tiene una emulsión epicutánea A/O, es decir, tiene una más cantidad de sebo que de agua.

  • Características: aumento de la actividad secretora, lo que se traduce en que, a simple vista, la piel se muestra más gruesa y brillante, con los poros dilatados, lo que se conoce como querosis. Este tipo de piel grasa normal es frecuente entre los 15 y los 20 años, en ocasiones acompañada de exceso de secreción sudoral.
  • Propiedades: al contener más cantidad de lípidos que agua, su capacidad defensiva es más elevada. Esto la hace más resistente al envejecimiento y al sol. A su vez, tolera bien los jabones y no le suelen afectar los cambios bruscos de temperatura.
  1. Piel grasa deshidratada

Su emulsión epicutánea es A/O, por lo que las propiedades de este tipo de piel se deben a que el sebo sufre una alteración por disminución de los lípidos hidrófilos. En este caso la cantidad de sebo emulgente no cumple su función, permitiendo la evaporación de la cantidad de agua de la piel, provocando la deshidratación.

  • Características: aumento del exceso de sebo, disminución de los lípidos hidrófilos, protección deficiente de la película hidrolipídica.
  • Propiedades: poco poder defensivo de la capa protectora natural de la piel, no toleran los jabones, se descaman con facilidad, pigmentan bien al sol y suelen afectarles los cambios de temperatura.
  1. Piel grasa ocluida

La emulsión epicutánea A/O no permite que la secreción sebácea salga al exterior, pudiendo aparecer comedones (protuberancias de grasa oscuras o blancas que se producen por la oclusión de los poros).

  • Características: aumento de secreción sebácea, formación de comedones de grasa, tiende a deshidratarse.
  • Propiedades: no toleran los jabones, ni ciertos cosméticos, se irritan fácilmente, pigmentan mal al sol, la secreción sebácea es solidificada, razón por la cual se forman los comedones grasos.

Rutina Karicia para la piel grasa 

  • Limpia tu piel 2 veces al día (mañana y noche) con la Pruina Limpiadora Ciprés. Limpia el rostro con movimientos circulares ascendentes empezando por la frente y ve bajando, incluyendo las zonas de detrás de las orejas, cuello, escote y nuca.
  • Por las mañanas, aplica la Crema Equilibrante Ciprés en rostro, cuello y escote. Si tu piel es grasa deshidratada, antes de la crema, aplica 2 gotas del Sérum Regenerante Pasiflora con movimientos circulares ascendentes por todo el rostro, cuello y escote.
  • Pulveriza el Agua Esencial Benjuí y Rosas a unos 15 cm de distancia, sin aclarar. Puedes usarla tantas veces al día como la necesites para refrescar y calmar tu piel.
  • Durante 15 días, aplica cada noche la Mascarilla Equlibrante Árbol de Té, mediante una capa fina por rostro y cuello. Trabájala durante 5 minutos y deja actuar durante otros 10 minutos. Pasados los 15 días, aplica la mascarilla 1 vez a la semana.
  • Aplica en el rostro 2 gotas de Aceite Virgen Rosa Mosqueta, de propiedades antioxidantes y regenerantes, mejorará la cicatrización de las marcas de granitos y los problemas de acné.