2 Aceites Esenciales para tu piel en otoño

26 octubre 2020

La energía del otoño;

CREATIVIDAD, FLUIDEZ, RETENCIÓN, EQUILIBRIO, DEPURACIÓN, SEQUEDAD, SEGURIDAD, ALEGRÍA

Después de los excesos del verano, tanto para nuestra piel como para nuestros sentidos, en otoño llega el momento de prestar atención a tu cuerpo y a tu mente, para evitar desequilibrios. Para ello, te proponemos 2 aceites esenciales para tu piel en otoño, que serán tus aliados en esta época del año. ¡Sigue leyendo!

Aceite Esencial de Mandarina

En otoño, los masajes con aceites tibios son excelentes para aplicar después de la ducha y si los acompañas del Aceite Esencial de Mandarina (con añadir 2 gotas a la crema o aceite hidratante será suficiente), comenzaras el día con alegría, aumentará tu energía y tus ganas de crear cosas nuevas.

Este aceite esencial cítrico también hará que tu comunicación sea más fluida: tu entorno notará cómo expresas tus ideas y pensamientos con más facilidad. Con eso lograrás que tus relaciones con los demás sean más armónicas: la sonrisa ilumina cualquier rostro.

Por la noche en el difusor es tu aliado para mejorar tu descanso y hacerlo más reparador. Si tus pensamientos te distraen mucho y no puedes realizar tus tareas en un tiempo programado, te ayudará a recolocar tu estado mental y tus emociones.

Aplicado en la piel regula el exceso de toxinas y, sobre todo, controla la retención de líquidos, que puede derivar en exceso de grasa y celulitis. No es tiempo de acumular, si controlas tus excesos, lo notarás en la piel del rostro y del cuerpo.

Aceite Esencial de Incienso

Además de preparar nuestra mente y nuestros sentidos para la vuelta a la rutina después del verano, el otoño también es el momento para preparar tu organismo, dotarlo de un sistema de defensas activo y preparado para responder a una estación que trae los primeros catarros y otro tipo de trastornos respiratorios. En este sentido, el Aceite Esencial de Incienso es tu gran aliado.

En cuanto a la piel, el exceso del verano puede conllevar sequedad y tirantez. Para recuperar la elasticidad y la frescura, añade, mañana y noche, 1 gota de Aceite Esencial de Incienso a tu crema de tratamiento habitual Karicia: atenuarás las arrugas y le aportarás un extra de luminosidad a tu rostro.

Si tienes marcas de acné o cicatrices, añade 2 gotas al Sérum Regenerante Pasiflora o tu crema de tratamiento Karicia 2 veces al día.

Si necesitas tratar quemaduras solares del verano, aumenta a 3 gotas al Sérum Regenerante Pasiflora y aplica en el rostro de 2 a 3 veces diarias. Para corregir estrías, el Aceite Esencial de Incienso puede ser muy efectivo aplicando 3 gotas a la Crema Reafirmante Centella Asiática, que aplicarás en el cuerpo con un masaje ascendente 2 veces al día.

A nivel emocional… ¿Tienes un propósito? Mira en tu interior; respira más lentamente y utiliza el aroma del Incienso para sentirte protegido, estable, siguiendo tu ruta… suelta lo que no te sirve, depura tu mente: es tiempo de elegir con qué te merece la pena quedarte. Practica la respiración consciente y el mundo se acomodará a ese compás.

Vive y exprime al máximo la calidez del otoño y sus tonos dorados con los 2 aceites esenciales para tu piel en otoño.

Consejo Karicia: Prepara tu propio roll-on de aceites esenciales para aplicarlos siempre que quieras en el interior de las muñecas e inhalar el aroma a lo largo del día. Pon en un envase de 10ml (con tapón de rollón), 15 gotas de Aceite Esencial de Mandarina o de Aceite Esencial de Incienso y rellena después con aceite de almendras. Tapa, agita y deja reposar hasta el día siguiente.